925 41 09 93info@biorecam.esC/ Canalejas, 1 - 45150 Navahermosa (Toledo)

Los edificios municipales sustituirán las calderas de gasoil por biomasa

Los edificios municipales sustituirán sus calderas de gasoil por otras de biomasa, según anunció ayer el alcalde de El Espinar, Francisco Jorge (PP), quien se congratuló de que un estudio realizado por ingenieros de la ‘Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A.’ (SOMACYL) haya concluido señalando que el Ayuntamiento espinariego cumple con los requisitos para afrontar un proyecto de ese tipo.

edificios-municipales-biomasa
A falta de que el Ayuntamiento reciba dicho estudio del Somacyl, Jorge avanzó que “alrededor de una decena de instalaciones municipales”, entre las que se encuentran la propia Casa Consistorial, la piscina climatizada, el centro cultural o el polideportivo, están en condiciones de sustituir el gasoil por biomasa. En principio, en los edificios más pequeños se instalarían calderas alimentadas por pellets, mientras que en los inmuebles de mayores dimensiones se recurriría a las astillas.
Aunque el regidor evitó dar un plazo fijo para llevar a cabo el cambio en todos los edificios, sí deseó que se realice “a no mucho tardar, en un año, aproximadamente”. En cualquier caso, sí anunció que el primer inmueble en el que se produzca la sustitución será la piscina climatizada, ya que “es el edificio que consume más gasoil al año, unos 70.000 litros”. Tras la piscina, el reemplazo de las calderas continuará de forma progresiva, lo que previsiblemente irá reduciendo el gasto en gasoil del Ayuntamiento, en la actualidad estimado en 150.000 euros.
El Ayuntamiento deberá firmar un convenio de colaboración con el Somacyl, que en este caso actuará como una empresa de servicios energéticos. En virtud al acuerdo, el Somacyl asumirá las inversiones por la adquisición de las nuevas calderas, y después, el Ayuntamiento abonará a esta empresa pública, de forma periódica, cantidades económicas, todavía sin cuantificar, aunque “totalmente asumibles”, ya que Jorge sostiene que la sustitución del gasoil por la biomasa supondrá “un importante ahorro” para las arcas municipales.
Además, Jorge espera que esta operación permita poner en valor la biomasa de los montes espinariegos. “Me gustaría que surgiera gente en el pueblo que extrajera este recurso del monte y pudiera venderlo para alimentar las calderas”, deseó Jorge.
Paralelamente a este proyecto, Jorge reveló que la Junta está en la actualidad estudiando el cambio de sus calderas de gasoil por otras de biomasa en los edificios de su propiedad de El Espinar. Este proyecto afectaría, en principio, tanto al instituto “María Zambrano” como al Hogar de la Tercera Edad en El Espinar y al centro de salud espinariego.

Fuente