925 41 09 93info@biorecam.esC/ Canalejas, 1 - 45150 Navahermosa (Toledo)

La Diputación impulsa un nuevo plan para incrementar el ahorro energético en instalaciones municipales

Rus ha avanzado las líneas del “Plan 80/20”, por el cual la corporación pagará el 80% y los ayuntamientos el 20% de las inversiones necesarias para reducir el consumo municipal de la climatización de centros públicos

biomasa-valencia
La Diputación de Valencia pondrá en marcha próximamente un nuevo plan provincial con el que persigue incrementar el ahorro energético en las instalaciones municipales y ayudar a los ayuntamientos a reducir costes.El presidente de la corporación, Alfonso Rus, ha avanzado las principales líneas de la nueva iniciativa provincial sobre utilización de fuentes de energía alternativas para la climatización de instalaciones públicas, con el fin de lograr mayores ahorros en gasto en los ayuntamientos.

“La corporación continuará con sus ambiciosos planes para que los ayuntamientos gasten menos en energía y puedan destinar los gastos corrientes, que ahora tienen, a inversiones que generen empleo en la provincia”, según ha destacado.

El nuevo programa provincial, al que se ha referido como “Plan 80/20”, prevé que la Diputación pague el 80% y los ayuntamientos el 20% de las inversiones necesarias para reducir el consumo eléctrico municipal para climatizar centros públicos municipales como piscinas, comedores, colegios, guarderías, etc.

Rus ha explicado que la iniciativa permitirá a los ayuntamientos renovar sus fuentes de energía habituales, pasando de las tradicionales como el gasoil, el gas o la electricidad a las alternativas procedentes de la biomasa, como los “pellets”, o las mixtas y las solares, mediante la renovación de las calderas y quemadores de las instalaciones públicas.

Un servicio de la Central de Compras

El diputado de Central de Compras, Vicente Ibor, ha valorado por su parte el gran empeño de Alfonso Rus de que la Diputación de Valencia ayude a incrementar el ahorro energético de los ayuntamientos.

Además ha explicado que la iniciativa consistirá en aprovechar los residuos forestales para crear combustible de biomasa, lo que supondrá un paso más allá en el fomento de ahorro energético y la protección del medio ambiente en la provincia.

A través de la Central provincial de Compras, los ayuntamientos podrán optar por tres modalidades en esta línea: sustituir calderas completas, sustituir sólo los quemadores de las calderas o instalar calderas mixtas de energía solar y biomasa (mucho más limpias).

La corporación provincial prepara actualmente los pliegos de condiciones para proceder a la adjudicación del suministro a empresas.

Fuente