925 41 09 93info@biorecam.esC/ Canalejas, 1 - 45150 Navahermosa (Toledo)

Ingenieros forestales proponen apostar por la biomasa y aumentar la inversión en bosques, que son “vitales” para España

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) –

El Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales (COITF) quiere que se apueste por la biomasa forestal como fuente energética; aumentar la superficie forestal y la inversión en los montes, porque, en su opinión, los bosques son “vitales para España”, que no puede “permitirse el lujo de desaprovechar esta riqueza”.

bosque-biomasa

Con motivo del Día Internacional de los Bosques que se celebra este jueves, los ingenieros técnicos forestales considera que es necesario aumentar la superficie forestal con planes de ordenación que permitan gestionar de forma eficaz los montes, “bajo el prisma del conocimiento y de la participación pública”.

Además, propone que se apueste por la biomasa como fuente energética “limpia, renovable y generadora de empleo”, al tiempo que recuerda que esta energía genera 135 empleos sostenibles por cada 10.000 habitantes, frente a los 9 empleos que generan los combustibles fósiles, según datos de la FAO y de la Asociación Austriaca de Bioenergía.

A este respecto, el tratamiento y mantenimiento de la biomasa para obtener energía renovable genera 60 veces más empleos que el gas; 30 veces más que el carbón y 10 veces más que el nuclear. Además se trata de una fuente energética nacional, por lo que se reduciría la dependencia energética del exterior, que en 2011 alcanzó el 75,6 por ciento, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En definitiva, los ingenieros insisten en que aumentar la inversión pública en los montes es necesario crean puestos de trabajo, proporcionan productos renovables, mejora la riqueza natural y aumentan la calidad de vida de las personas.

Por ello, con motivo del Día Internacional de los Bosques, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales recuerdan la importancia de los bosques para la vida del planeta y destacan sus funciones reguladoras del ciclo del agua y su papel crucial en la lucha contra el cambio climático, al ser fijadores de carbono.

Asimismo, subraya su capacidad como reserva de biodiversidad de animales y plantas, su servicio como fijadores de tierra evitando la erosión y la desertización, su defensa de cabeceras de ríos, embalses y poblaciones humanas frente a riadas y catástrofes naturales, su producción de materias primas naturales y renovables como la madera, la biomasa forestal, el corcho y otros productos naturales, hacen del bosque el “mejor aliado del ser humano por hacer de la Tierra un lugar habitable”.

Sin embargo, advierte de que los beneficios directos e indirectos que proporcionan están en peligro por distintos factores, actuaciones y circunstancias.

Para los ingenieros, las principales amenazas sobre los bosques españoles son el abandono rural –que trae consigo la pérdida de gestión del territorio, pérdida de biodiversidad, de cultura tradicional y de posibilidades de desarrollo del país– y la falta de gestión forestal.

Concretamente, sobre la falta de gestión forestal, apuntan que únicamente el 13 por ciento de los montes españoles cuentan con un plan de ordenación y que las obras y actuaciones forestales de la administración pública han desaparecido en el último año, en el que más del 35 por ciento de las pequeñas empresas forestales han cerrado por falta de trabajos e inversión pública.

A su juicio, los montes están desaprovechados, ya que sus productos derivados con fines energéticos podrían generar “miles de puestos de trabajo” y reducir la factura exterior energética española y producir energía limpia y renovable que contribuiría a cumplir los compromisos de Kioto en la lucha contra el cambio climático.

Finalmente, recuerda que la falta de gestión forestal es causa directa e indirecta de incendios forestales, al no realizarse trabajos de prevención durante todo el año y reducir los efectivos de lucha contra incendios en la época del año que más se producen.

Fuente